Sierra Magina
Inicio >> Nuestra Comarca >> POBLACIÓN Y SOCIEDAD >>

Nuestra Comarca: POBLACI?N Y SOCIEDAD

La comarca de Sierra Mágina está constituida por 16 municipios:  

  • Albanchez  de Mágina.
  • Bedmar-Garcíez.
  • Bélmez de la Moraleda.
  • Cabra del Santo Cristo.
  • Cambil-Arbuniel.
  • Campillo de Arenas.
  • Cárcheles.
  • Huelma-Solera.
  • Jimena.
  • Jódar.
  • La Guardia.
  • Larva.
  • Mancha Real.
  • Noalejo-La Hoya del Salobral.
  • Pegalajar-La Cerradura.
  • Torres.

Nueve de ellos poseen superficie protegida por la figura del Parque Natural, siendo Cambil y Torres los que aportan mayor extensión.

Además de los quince Ayuntamientos principales correspondientes a los respectivos términos municipales, existen cinco núcleos secundarios que cuentan con alcalde/sa pedáneo:

  • Arbuniel(Cambil).
  • Garciez (Bedmar).
  • Hoya del Salobral (Noalejo).
  • La Cerradura (Pegalajar).
  • Solera (Huelma).

La mayoría de estas pedanías están habitadas por pocas personas y de avanzada edad por lo que están abocadas a su desaparición.

Mágina cuenta con una población entorno a los 56.100 habitantes situándose el índice de ruralidad de la Comarca en el 73,5%.

A pesar de que el conjunto de los 16 municipios que forman la comarca de Sierra Mágina presentan un nivel de población similar a la que experimentaban a principio de siglo, el análisis de su evolución y de las formas de articulación de sus factores demográficos evidencia, sin embargo, realidades sociales significativamente distintas para cada época y, sobre todo, distinto grado de desarrollo social y económico en cada uno de los municipios.

Nos encontramos ante un entorno formado por localidades generalmente pequeñas, entre las que destacan por su número de población y también por su dinamismo actual los municipios de Mancha Real, Jódar y Huelma.

Los municipios situados en el radio más cercano al macizo central, hasta hace poco tiempo, han sufrido un acusado aislamiento, no sólo en lo que se refiere a las comunicaciones con la capital provincial, sino entre unos pueblos y otros, actuando en este sentido el macizo como un obstáculo natural para el contacto entre los habitantes de uno y otro lado del mismo y dando lugar a la existencia de zonas de influencia diferenciadas en torno a los principales núcleos de población, en los que se ha desarrollado una mayor actividad económica y la consiguiente concentración de recursos y servicios: Huelma (Cambil, Bélmez de la Moraleda, Cabra del Santo Cristo), Jódar (Albanchez de Mágina, Jimena, Bedmar- Garcíez, Larva), Mancha Real (Torres, Pegalajar), Jaén (La Guardia, Cárcheles, Pegalajar), o incluso Granada (Noalejo, Campillo de Arenas).