Sierra Magina
Inicio >> Nuestra Comarca >> La Guardia >>

Nuestra Pueblo: La Guardia

La Guardia

Extensión: 38 Km2
Superficie de Parque Natural: 0 Has.
Porcentaje de Parque Natural: 0%
Población: Mujeres - 1004 / Hombres - 1089 / Total - 2093
Ayuntamiento
Plaza de San Pedro, s/n - C.P. 23170 - Tlf. 953 327 100

Enlace web

Pueblo situado sobre el valle del río Guadalbullón, al oeste del macizo de Sierra Mágina, con una población de 1.935 habitantes. El aceite de oliva virgen que se produce en La Guardia, es de gran calidad, su comercialización es básica para la economía local. La inclusión de su producción en la Denominación de Origen Sierra Mágina, puede ser definitiva para incrementar el valor añadido de este producto.

Historia
Los primeros asentamientos humanos en esta población se identifican en la Cueva Cabrera y la Cámara Sepulcral de corredor, de época neolítica. Posteriormente fue un oppidum ibérico (Eras de San Sebastián), que ocupado por los romanos se convirtió en un enclave de primer rango. Esta población, conocida con el nombre de Mentesa Bastia, era una etapa obligada en la calzada romana entre Acci (Guadix) y Cástulo (Linares). Durante la etapa visigoda fue cabecera de diócesis, enviando a sus obispos a los concilios de Toledo. Con la llegada de los árabes, se convertirá en capital de la Cora de Jaén, hasta el emirato de Abd-Al-Rahman II, pasando a denominarse Mantissa. Conquistada en 1.244 por Fernando III el Santo, se convierte en el baluarte defensivo de la ciudad de Jaén sobre el valle del río Guadalbullón, hasta la definitiva conquista del reino de Granada. Su proximidad con la ciudad de Jaén hacen de La Guardia un pequeño pueblo ubicado en una ciudad, que tiene lo mejor del mundo rural sin estar al margen del mundo urbano.

Geografía
La geografía de La Guardia ofrece muchas posibilidades para realizar excursiones a pie, caballo o en bicicleta, como por ejemplo a la Cañada del Santo o por la ribera del río Guadalbullón. Por el término municipal se puede realizar un turismo arqueológico, visitando los asentamientos de Guadaola (época emiral), la villa romana de la Yuca, o las diferentes necrópolis íbero-romanas de Las Eras de San Sebastián y Barranquillo o los enterramientos antropomórficos visigodos de Cerro Salido y Cerro de las Cobachuelas. Fuera del núcleo urbano, junto al valle del río Guadalbullón, existen numerosas urbanizaciones, utilizadas como segundas viviendas por los habitantes la capital, aprovechando las mejores temperaturas estivales. La Guardia es un pueblo muy bien comunicado, tiene tres carreteras que lo unen con la ciudad de Jaén, la antigua Nacional 323, la reciente autovía Bailén-Motril, y la carretera del puente Jontoya. Su distancia a Jaén es de 11 kilómetros y dispone de muchos servicios de autobuses interurbanos.

Arte
En La Guardia podemos admirar multitud de rincones típicos dentro de su trazado urbano. Destaca el Castillo, sobre una zona amesetada, circundado por lienzos de muralla y en su esquina noroeste se sitúa el Alcázar. Construido por los árabes, fue reforzado por los almohades y en el siglo XIII reformado por los castellanos. En el siglo XV, los Messía, marqueses de La Guardia lo convirtieron en su residencia tras algunas reformas internas. Junto al Castillo se pueden visitar la Iglesia de Santa María, de planta rectangular y con seis capillas laterales y ábside. La actual Iglesia de Nª. Sª. de la Asunción, fue en su origen convento de los Dominicos, construido en el siglo XVI por la familia Messia, intervinieron en el mismo los mejores arquitectos giennenses de la época, como Francisco del Castillo y Andrés de Vandelvira. También podemos beber agua de la fuente pública situada en la plaza de Isabel II, construida en el siglo XVI, en la que destacan sus cinco caños de bronce.

Gastronomía
Como buen pueblo serrano, la gastronomía de La Guardia está basada en tres elementos básicos, los productos derivados de la matanza del cerdo, las verduras y frutas de la huerta de la vega del río Guadalbullón y el aceite de oliva. Como platos más representativos de esta tradición culinaria podemos destacar los guiñapos o andrajos con liebre, las habas marrones fritas, plato que se toma con sopas de pan en lugar de con cuchara. La repostería también es importante, tanto a nivel casero como industrial, destacando los almendrados, alfajores, etc.

Fiestas
La Guardia celebra las fiestas en honor de su patrón San Sebastián el 20 de enero y la romería el día 21 de mayo, tradición antigua renovada por el fervor popular. Anteriormente se celebraba en el caserón de Fontanares, hasta que se construyó una ermita. El Santo es llevado en procesión por los jóvenes que van a realizar el servicio militar. Se pasea en procesión desde la Guardia hacia su ermita, donde se celebra la misa. Al atardecer es bajado hasta el viejo puente romano junto a la carretera nacional, volviendo de nuevo a la Iglesia de Nª. Sª. de la Asunción, antiguo convento de los Dominicos, donde está ubicada la imagen. Alrededor del día 10 de agosto se celebran las fiestas de su patrona de la Divina Pastora.